Transformación digital e innovación en las empresas impulsada por el uso de la metodología ágil

El recorrido del hombre se ha visto acompañado de una búsqueda interminable de conocimiento, es ésta la herramienta que nos ha ayudado a sobrevivir y evolucionar, tanto como individuos como sociedad. Por lo que una metodología se convierte en el medio para alcanzar el conocimiento, que en su aplicación nos beneficia, esto pasa cuando hablamos de un panorama dentro de la transformación digital. El conjunto de pasos que se siguen para conocer lo desconocido, se traduce en un proceso formal y este nos ayuda, por medio de la indagación, a resolver, explicar o comprobar datos y procesos, la importancia de esta actividad, se formaliza cuando entendemos que es ésta la que determinará los resultados y el nivel de éxito dentro del desarrollo del cambio.

Conforme ha evolucionado la tecnología y sus herramientas, se han desarrollado distintos tipos de metodologías creando pasos a seguir según sea el caso de interés. En el caso del desarrollo de software, podemos hablar de dos tipos de metodologías que se contrastan una de otra, pero que dentro de su área de aplicación, han ayudado al desarrollador y al cliente a alcanzar sus objetivos. La metodología tradicional y la metodología ágil se pueden comprender como una siendo el seguimiento de la otra, con propósitos y técnicas similares más no iguales.

Una metodología ágil se puede definir como una serie de pasos a seguir para desarrollar proyectos con rapidez y flexibilidad. En resumen, es una filosofía que propone una forma distinta de trabajar y de organizarse, en comparación con la metodología tradicional, nos permite alcanzar la adaptación de las formas existentes de trabajo a las condiciones y necesidades que cada empresa llegara a necesitar, brindando así resultados rápidos, eficaces, con calidad y valor.

Ya que comprendemos el propósito y generalidad de la metodología ágil, incluyendo su concepto y función principal, podemos dirigirnos hacia otros cuestionamientos que aclaren el panorama general donde se utiliza. La siguiente pregunta lógica a contestarse sería: ¿De qué manera se ve involucrada?, ¿Cuál es el efecto de la aplicación de la metodología ágil en la transformación digital e innovación?

La transformación digital e innovación son sólo el resultado de la búsqueda por encontrar una mejor calidad de vida, en donde se faciliten los procesos, se optimicen los tiempos y se apliquen herramientas más efectivas y asertivas en cualquier área, procurando la calidad del trabajo, la satisfacción del cliente y la optimización de los recursos. Podemos decir que hoy en día la transformación digital se vive de una forma rápida, en donde es cada vez más difícil diferenciar sus etapas. Actualmente esta transformación es una acción cotidiana que intenta desarrollarse en un entorno común, volviéndose necesaria dentro de las organizaciones.

La necesidad tecnológica ha avanzado de forma rápida, pues sus resultados de efectividad en un trabajo han sido claros, este avance tecnológico y la transformación digital que ha traído al entorno nos han obligado a transformar y evolucionar junto con ella. A pesar de que podemos considerar la implementación tecnológica como un beneficio puro, existe una contraparte en la que se reflejan o generan inseguridades, derivadas del desconocimiento a las consecuencias que el cambio traerá a la normalidad que se vive día con día.

Se debe ver a la transformación digital como lo que es en realidad: una técnica o nueva realidad capaz de generar oportunidades, ventajas y mucho valor dentro de una organización, dando resultados que impulsan los beneficios y reducen las inconformidades dentro de la misma. Es la tecnología la que nos lleva a conseguir resultados más efectivos y eficientes a través de su aplicación, permitiendo la automatización de procesos, la creación de nuevas unidades de negocio, el mejor flujo de trabajo, la resolución de problemas de forma eficiente y la optimización de recursos. La tecnología nos ha brindado ventajas que sólo han sido imaginables a través de ella.

Podemos decir entonces que la transformación digital no se trata simplemente de adoptar nuevas tecnologías, va mucho más allá. Por medio de la búsqueda de nuevas oportunidades de desarrollo, se da como consecuencia de su aplicación, un cambio de la cultura y el modelo de negocio.

La transformación digital es también gestionar el cambio, adaptarse a él. Es involucrarse en métodos más funcionales y asertivos, que procuren al cliente, al desarrollador y a los resultados del trabajo, garantizando el éxito y creando el talento necesario que permitirá la innovación, el trabajo colectivo y colaborativo de forma ágil, valiosa y exitosa.

 

Con la intersección entre las metodologías ágiles y la transformación digital, se impulsa el progreso y la efectividad, los retos se simplifican y la resolución de los mismos resultan menos complejos, dado que la esencia de estas dos áreas nos permiten anticiparnos y adaptarnos de forma rápida y dinámica a las condiciones del mercado, que se caracterizan por su constante cambio. La agilidad que brindan, ayuda a mantener la competitividad que existe dentro del promedio de una empresa, la metodología ágil y la preocupación que tienen las empresas por implementarla, refleja una cultura corporativa que se preocupa por los recursos del cliente y que frecuentemente hace seguimiento a su propio progreso, buscando su crecimiento al identificar obstáculos, evaluar liderazgo y mejorar el desempeño.

En conclusión, resaltamos dos puntos importantes:

1) La transformación digital y la innovación de una organización van completamente de la mano, ya que una depende de la otra, y sólo a través de la existencia de éstas dos áreas en particular, se podrán desarrollar en conjunto. Si no se buscara una innovación constante y el avance en el área de la tecnología, el progreso y supervivencia de la empresa sería imposible.

2) Invertir en una transformación digital no sólo debe de ser una cuestión de capturar las oportunidades posibles, es también un acto de supervivencia dentro de cualquier empresa. De acuerdo a la realidad que vivimos hoy en día, una metodología ágil será la única capaz de lograr que las herramientas se apliquen de forma acertada y adecuada, proporcionando una variedad de soluciones más correctas para el cambiante entorno. Son este tipo de metodologías las más particulares, y son las únicas capaces de brindar respuestas más personales y simplificadas.

Referencias:

https://www.circularhr.cl/noticias/metodologias-agiles-un-valor-agregado-ante-la-transformacion-digital/

https://www.pragma.com.co/academia/conceptos/agilismo-clave-para-la-transformacion-digital

https://www.tirsomaldonado.es/metodologias-agiles-para-el-proceso-de-transformacion-digital/#:~:text=Las%20metodolog%C3%ADas%20%C3%A1giles%20son%20aquellas,transformaci%C3%B3n%20digital%20de%20cualquier%20empresa.

Canós, J. H., Letelier, P., & Penadés, M. C. (2003). Metodologías ágiles en el desarrollo de software. Universidad Politécnica de Valencia, Valencia, 1-8.

Figueroa, R. G., Solís, C. J., & Cabrera, A. A. (2008). Metodologías tradicionales vs. metodologías ágiles. Universidad Técnica Particular de Loja, Escuela de Ciencias de la Computación, 9, 1-10.

Posts Relacionados

Dejar un comentario