Cómo impactan en tus operaciones de Comercio Exterior los cambios en la Ley Aduanera

El pasado 25 de junio del presente año se publicó en el Diario Oficial de la Federación por decreto del Senado, las nuevas disposiciones a la Ley Aduanera, las cuales entran en vigor en diciembre del presente año.

El principal objetivo de esta reforma tiene como finalidad fortalecer los esquemas de la Ley Aduanera, así como establecer nuevas medidas que permitan hacer más eficiente la cadena logística de las operaciones de Comercio Exterior, otorgando seguridad jurídica a los usuarios, robusteciendo el marco jurídico existente en el ámbito aduanero en beneficio de la generación de inversiones, lo que conlleva a un mayor crecimiento económico para el país.

En este sentido, se espera que sea la plataforma necesaria para que el estado mexicano enfrente nuevos retos, como la celebración de tratados de libre comercio que nos permitan expandir a nuevas fronteras, manteniendo en todo momento el orden adecuado y que permitan contribuir al crecimiento económico del país dentro de un marco legal y tecnológico con un proceso establecido para los diferentes actores del Comercio Exterior.
Dentro de los principales cambios más relevantes, se señalan los siguientes:

Se prevén nuevas facultades para las autoridades, como el caso del SAT, la cual se encuentre facultada para emitir reglas de carácter general con opinión y emisión de autorizaciones.

Proponen hacer una distinción de conceptos, por ejemplo, entre documento electrónico y documento digital, así como documento equivalente y comprobante fiscal en el cual se sustituye la palabra “factura” por comprobante fiscal” siendo así congruente con el CFF para este último.
Se permitirá realizar despachos aduaneros a aquellos que presten servicios de manejo, almacenaje, custodia de mercancías si tienen el uso o goce del inmueble colindante a un recinto fiscalizado o dentro de una ruta confinada, así como de un inmueble colíndate a un recinto portuario, incluyendo la zona de desarrollo.
La presentación del pedimento o su respectivo documento aduanero se realice con el uso de nuevos sistemas y tecnologías para la activación del mecanismo de selección automatizado y se establece la posibilidad de que la revisión de mercancías se practique conforme a los tratados internacionales y acuerdos interinstitucionales suscritos por nuestro país, así como el SAT señale en qué casos no será necesario presentar mercancías ante el mecanismo de selección automatizada.

Se elimina la figura del representante legal como responsable solidario, considerando que éste tiene una relación laboral con la sociedad y no así con la autoridad aduanera y se adiciona que tanto el capital social y los bienes de la agencia aduanal, responderán de manera subsidiaria con los bienes o patrimonio por la diferencia en el monto que falte para cubrir la totalidad del pago; así como, cuando la agencia aduanal omita el pago de contribuciones, todos los socios que la integran, incluidos los agentes aduanales, serán responsables solidarios hasta por el monto de su participación accionaria en la empresa.

Se habilita la posibilidad de que las autoridades aduaneras extranjeras puedan en conjunto realizar el despacho aduanero de mercancías tanto en territorio nacional como en el extranjero, así como facilitarle los sistemas, dispositivos y cualquier otro equipo tecnológico que sea requerido para ejercer sus funciones otorgándoles mayor certeza en la identificación de riesgos y mejoras en la logística de las operaciones en todas las aduanas del país.

Por otra parte, se adiciona un beneficio a los importadores de emitirles una resolución provisional de devolverle las mercancías por parte de la autoridad a aquellos que se les haya detectado durante el reconocimiento aduanero mercancía exente o no declarada, la cual, sea causal de embargo.

La figura de “Agencia Aduanal” conformada por al menos un agente aduanal, podrá realizar el despacho de las mercancías de Comercio Exterior en nombre y por cuenta de un importador o exportador la cual pretende fomentar la inversión de terceros para la prestación de servicios de tramites del despacho aduanero con un mayor valor agregado y competitividad en el sector. De igual forma se plantea actualizar los requisitos para obtener la autorización de dictaminador aduanero para facilitar su obtención, desglosando los tipos de exámenes que deberán cumplir para tales efectos.

Por último, también se estable como obligatorio para los usuarios de Comercio Exterior contar con un expediente electrónico que contenga información de las operaciones y requerimientos en materia aduanera, de igual forma para los agentes aduanales.

En MBGE contamos con los aliados necesarios para poderte asesorar sobre estos cambios en la Ley Aduanera que impacten en tu operación, así como nuevas modificaciones de manera oportuna en materia de Comercio Exterior, brindándote el respaldo que tu empresa necesita a través de nuestras soluciones tecnológicas que atienden las necesidades del mercado y la industria, como Expediente Digital la solución de gestión documental que te permite formar tu expediente electrónico de cada uno de tus pedimentos facilitándote la agrupación de documentos anexos a tus operaciones así como garantizar el resguardo de esta información en plazos establecidos por las autoridades.

Acércate con nosotros para brindarte una mayor información de las soluciones y servicios que te ofrecemos.

Dejar un comentario

Debes iniciar sesión para publicar un comentario.